7 de agosto de 2009

143

Después de cierto incidente con una página web porno de la que no se supo el responsable y que tuvo a los informáticos desinfectando el sistema durante un mes, la empresa decidió instalarnos a todos un antivirus más potente (ergo, que consume más recursos de sistema) y que de forma automática hiciera un registro de todos los ordenador un día concreto de la semana.

Resulta fascinante escuchar a 100 personas a la vez cagarse en los muertos de los programadores todos los jueves a las 12 en punto...