3 de noviembre de 2009

147

Existe la creencia más o menos generalizada de que la actual pandemia de gripe A es fruto de una conspiración de un par de empresas farmaceúticas que liberaron el virus por todo el mundo para después hacerse con la exclusiva de manufacturar y vender la vacuna a los gobiernos y hacerse de oro a costa del dinero público.

Nada más lejos de la verdad. Quienes en realidad han provocado todo esto han sido los fabricantes de cremas y ungüentos, que con la excusa de la fácil propagación del virus están convenciendo a toda la población de lavarse las manos con mucha frecuencia y embadurnarse a la mínima con gel de alcohol, lo que en poco tiempo provocará una epidemia de psoriasis que riete tu de la peste negra...