1 de mayo de 2009

139

Me he dado cuenta de que es ahora, a mis 30 años, cuando he alcanzado el grado de rebeldía y pasotismo que debí tener a los 16.

Quién sabe, a lo mejor cuando tenga 50 empiezo a madurar de verdad...