14 de agosto de 2005

Un poco de publicidad gratuita y sin venir a cuento de nada


El superhéroe aspañó en su pose molona Posted by Picasa


Me avergüenza profundamente reconocerlo, pero hasta el día de ayer no había visto ni un solo episodio de Cálico Electrónico, la serie de animación en flash creada por Niko. Sí, ya lo se, soy lo puto peor.

Así que si a estas alturas queda alguien que no conozca al mayor superhéroe aspañó de todos los tiempos, os quiero ver echando ostias hacia la web oficial de la serie para ver todos los capítulos o me voy a cagar en vuestras muelas, coño ya.

Ala, ya no me apetece escribir más hoy...

10 comentarios:

Pablo Díaz dijo...

Los capítulos de Cálico los descubrí hace tiempo... TOTALMENTE RECOMENDABLES, sin ninguna duda.

Rafalet dijo...

Es una pena que la mayoría de los capítulos más recientes sean un bluff animado sin gracia realizado únicamente para lucirse en las tomas falsas de los créditos.

Walrus dijo...

Yo lo descubrí hace un tiempo y la verdad es que tiene gracia, aunque a veces se sobra.

laceci dijo...

Yo también lo conocía...me pregunto dónde has estado metido todo este tiempo??

Anonymous dijo...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have a hair loss site/blog. It pretty much covers hair loss related stuff.

Come and check it out if you get time :-)

El inadaptado dijo...

Joder, con el puto spam...

Masky dijo...

el mejor es el de historia de amor
llore de risa viendolo :D

scape95 dijo...

Sí, son geniales.

Pistacho Electrónico dijo...

Hombre, yo los descubrí hace ya bastante, y me ví el hombre lobo y los niños mutantes de san ildefonso.
Siendo de lo más original que he visto, tengo que decir que ese humor facilón con una voz que recuerda los imitadores de Chiquito de la Calzada...

... pues que me cansa pronto.
Es gracioso, pero tampoco es para tanto, ¿no?

Dr.Benway dijo...

Inadaptado, no suelo escribir en tu blog, pero si te sirve de consuelo (cosa que dudo) yo los descubrí más o menos una semana antes que tú. No eres el único que se equivoca (conste que es una forma de hablar)