28 de noviembre de 2007

10

Dicen que España está a la cola de Europa en la lucha contra el cambio climático. Pues observando mi oficina (la calefacción a tope, las ventanas abiertas para no asfixiarnos por la calefacción, la montaña de informes antiguos que cojen polvo en las estanterías, la enorme cantidad de material de oficina obsoleto y demás basura que se acumula en los cajones, la desmesurada cantidad de vasos de plástico y servilletas de papel que se gastan a diario en el comedor, la interminable fila de coches que hay en la entrada) no puedo entender cómo se atreven a hacernos esa acusación...