30 de noviembre de 2007

15

La memoria es muy traicionera. Últimamente pienso mucho en lo poco que salgo ahora. Qué deprisa se me ha olvidado que antes siempre salía solo, volvía a casa enseguida y la mitad de las noches eran un soberano aburrimiento...