1 de diciembre de 2007

16

Ayer miré mi reflejo en la ventana del tren y me sorprendí al ver que quien me devolvía la mirada era ya un hombre adulto...

(... con un corte de pelo espantoso).