21 de diciembre de 2007

48

¿Que si se está perdiendo el auténtico sentido de la Navidad? ¡Por supuesto! A este paso, con tantos mensajes de amor, religiosidad, anticonsumismo y buen rollo nos acabaremos olvidando de las luces, los regalos, las fiestas y las cenas con amigos y familiares...