2 de diciembre de 2007

22

Si hace dos años alguien me hubiera dicho que acabaría sientiéndome culpable por acostarme después de las diez y media hubiese pensado que estaba loco.