10 de diciembre de 2007

37

La primera vez que oí hablar de las montañas de cómics sin leer pensé que eran un mito. Ahora me da miedo que se derrumbe la que tengo en la mesa y me sepulte vivo.