21 de diciembre de 2007

46

Yo antes solía quejarme de los intercambiadores del metro de Madrid. Pero, claro, eso fue antes de conocer los de Barcelona.