4 de febrero de 2008

100

En los momentos de mayor estrés en el trabajo siempre llego a un punto en el que podría o bien alcanzar la iluminación o bien cometer un magnicidio.