20 de febrero de 2008

109

A veces fantaseo con la idea de que suceda algo que sacuda los cimientos de la civilización actual, tal como el contacto con auténticos extraterrestres, la invención de una máquina del tiempo o que se descubriera gente con poderes extraordinarios. Cualquier cosa que dejara obsoletas nuestras vidas y creencias y nos hiciera iniciar una nueva era para la humanidad.

Por supuesto, no dura mucho. Al cabo de unos minutos la infinita monotonía de la existencia borra cualquier rastro de fantasía de mi mente y me recuerda que lo más probable es que cuando sea viejo las cosas apenas hayan cambiado...