14 de enero de 2008

81

Cada vez que me planteaba buscar un nuevo trabajo me surgían dudas sobre si tengo la formación adecuada para encontrar algo igual o mejor que lo que tengo ahora. Pero eso fue antes de que a mis actuales clientes, una empresa con una marca prestigiosa que factura cientos de miles de euros al año, se les ocurriera pedirme que les enviara un material a Estados Unidos... por carretera.

Ahora... no se, como que no me parece que esté tan mal preparado después de todo.