21 de enero de 2008

89

En las pasadas elecciones generales puse mi voto en venta a cambio de trabajo. En estas voy a ser más ambicioso y voy a pedir un piso en propiedad. Sin hipoteca, por supuesto.