16 de enero de 2008

83

Esta mañana nos hemos encontrado por toda la oficina carteles de la nueva campaña de comunicación interna en la que se enumeran los puntos por los que somos mejores que nuestros competidores. Habrá quien lo considere un lavado de cerebro corporativo. Para mí es simple y puro autoengaño.